martes, 30 de septiembre de 2008

Un objeto hallado en la Vía Láctea podría ser el ‘eslabón perdido’ de una familia de estrellas de neutrones



Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lideran el estudio internacional de SWIFT J195509+261406, un extraño objeto localizado en la Vía Láctea. Los investigadores, a los que el comportamiento del objeto confundió en las primeras observaciones, apuntan en este estudio que el hallazgo podría constituir el eslabón perdido de los magnetares, un grupo de estrellas de neutrones jóvenes con un campo magnético muy intenso.

Los magnetares son estrellas de neutrones jóvenes con un campo magnético ultra intenso cientos de veces superior a la media, pero inactivas durante décadas. Utilizando la escala Gauss, el campo magnético equivale a 0,5 Gauss y, mientras que las regiones más magnéticas del Sol alcanzan unos dos mil Gauss, un magnetar puede alcanzar hasta mil billones de Gauss. Asimismo, en una de sus erupciones puede emitir tanta energía como el Sol a lo largo de diez mil años.

La familia de las estrellas de neutrones, también conocidas como púlsares, está incompleta. En el extremo más energético se encuentran los magnetares, objetos jóvenes que, en algunos casos, se detectan por sus intensas y fugaces emisiones en rayos gamma. En el lado opuesto, se hallan las estrellas de neutrones aisladas, objetos muy débiles y viejos que emiten en rayos x con poca intensidad.

Tomado de SINC

Los resultados del trabajo aparecen publicados en el último número de la revista Nature.